El controversial regreso de Noriega a Panamá

manuel-antonio-noriegaLuego de cumplir más de 20 años de prisión en el extranjero, el pasado domingo regresó a Panamá Manuel Antonio Noriega Moreno, quien gobernó desde 1983 hasta 1989. Su retorno al país centroamericano resultó, paradójicamente, muy próximo a la fecha en que se produjo la invasión militar de Estados Unidos el 20 de diciembre, con el único propósito de capturarlo “por delitos de narcotráfico”.
Noriega, que pasó de ser aliado de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), a enemigo de los Estados Unidos, hoy, con 77 años de edad, no ha dado muestras de arrepentimiento y cuentan que él mismo ha dicho, a través de sus abogados, que “regreso a mi país para defenderme”
Graduado de la Escuela Militar de Chorrillos en la rama de ingeniería, integró la Guardia Nacional y tras ello, apoyó el regreso al poder del general OmarTorrijos. Por esto, fue ascendido a Jefe del Servicio de Inteligencia, desde donde entró en contacto con la muy activa estación CIA en Panamá para la vigilancia del Canal. Se convirtió en informante regular de la CIA a partir de 1983, percibiendo hasta 1986 más de 320.000 dólares en pagos por sus servicios.
Sin embargo, al entonces general Manuel A. Noriega, la administración Reagan trató por todas las vías de que echara atrás el Tratado Torrijos-Carter para la devolución del Canal de Panamá. Ante su negativa, sus patrocinadores –mediante los más poderosos medios de comunicación estadounidenses y de naciones latinoamericanas afines-, comenzaron a tildarlo de “el dictador Noriega” y, naturalmente, aparecieron informantes de la DEA (Drug Enforcement Administration) que daban fe de sus contactos con el narcotráfico colombiano, en específico el cártel de Medellín, para dejar pasar la droga a los Estados Unidos.
Uno de sus principales acusadores fue el médico y ex guerrillero Hugo Spadafora, dicen que decapitado por las Fuerzas de Defensa de Panamá en 1985. En 1987, también fue denunciado por su segundo al mando de las Fuerzas de Defensa, coronel Roberto Díaz Herrera, de fraude electoral en 1984 y de complicidad en el nunca esclarecido asesinato del General Omar Torrijos Herrera, fallecido en 1981, aunque ambas acusaciones siguen rodeadas de una espesa nebulosa.
En 1989, tras elecciones enturbiadas por nuevas manipulaciones de resultados, Manuel Noriega asume nuevamente como jefe de Gobierno, declarándole la guerra a Washington. Los marines, enviados por el presidente George Bush padre, invaden Panamá con el doble propósito de capturar al “tirano” y “defender sus intereses en ese país”.
Luego de desaparecer por varios días, se conoció que el prófugo se encontraba en la Nunciatura de la capital panameña. Tras rodear las instalaciones por tres días y procurar (como ha sido absolutamente demostrado) que Noriega no saliera voluntariamente, los militares estadounidenses realizaron una táctica de guerra psicológica dirigida a los clérigos: durante otras 72 horas y sin interrupción, llenaron el éter con canciones ‘heavy metal’ a través de unos enormes altoparlantes, hasta que el Nuncio convenció a Manuel Antonio Noriega para que se entregara a las fuerzas sitiadoras.
El affaire del secuestro de Noriega costó la vida, según estimados fiables, de 3.000 a 6.000 personas, fundamentalmente por los injustificados bombardeos aéreos a instalaciones civiles de la humilde barriada de El Chorrillo, donde se encontraban el cuartel central de las Fuerzas de Defensa y las oficinas del General Noriega, así como que más de 20.000 personas perdieran todas sus pertenencias.
Una vez en Estados Unidos, Noriega purgó condenas por narcotráfico durante casi 20 años en una prisión de la Florida. En el 2010 fue trasladado a Francia y condenado a 10 años de cárcel por blanquear dinero del narcotráfico, hasta el domingo último, cuando arribó al aeropuerto internacional de Tocumen procedente de Madrid para enfrentar cargos que suman más de 60 años de cárcel.

Artículo extracto de: Invertir en el Mundo

SOPORTE

Soporte

Correo de contacto:
info[at]colombianospanama.com

Teléfonos
España: +34 (93) 1845787
Estados Unidos: +1 (305) 3402627
Italia: +39 (06) 99335786
Panamá: +507 8327893
Panamá: +507 8339512
Reino Unido: +44 (203) 6951776
Suiza: +41 (91) 2280356

SMS
Italia: +39 3399957837
Panamá: +507 68263130

Servicio al cliente desde
02:00 - 06:00 (español, inglés, italiano)
09:00 - 18:00 (español, inglés)
14.00 - 18.00 (español, inglés, italiano)
Lunes a Viernes hora de Panamá